Repelente de mosquitosNo hay verano en que los bichitos típicos de esta época nos dejen tranquilos, pero con unas pocas precauciones podemos evitar sus molestas picaduras, que pueden llegar a ser peligrosas para las personas alérgicas.

Para que no entren insectos en casa

* El olor a limón o a cebolla son buenos repelentes. Junto a las ventanas y a las camas se puede poner un cuenco pequeño con unas rodajas de ambos. Si se añaden ajos y clavo hará más efecto.

* El aroma del eucalipto, la albahaca, la menta y la hierbabuena también los ahuyenta. Coloca pequeños ramitos en todas las estancias de la casa, o plantada en macetas cerca de puertas y ventanas.

Para que no piquen

* Si no tenéis repelente se puede aplicar sobre la piel un poco de vinagre, o bien aceite esencial de limón o lavanda diluida en agua, que mantendrán alejadas a moscas/mosquitos.

Y si ya han picado

* Nunca rascarse la picadura. Se podría extender el veneno a una zona más amplia de la piel y lesionarla con las uñas, dando lugar a una herida que se puede infectar.

* Cuidado con los picotazos de avispa o abeja. Ante síntomas de una posible alergia (dificultad para respirar, fuerte dolor de cabeza, mareo o, en casos extremos, pérdida de conocimiento), hay que llevar al afectado a Urgencias de inmediato.

Artículo: Gente Saludable. Nº 67