calendario vacunas infantilLa anafilaxis es una reacción alérgica severa que ocurre cuando el cuerpo entra en contacto con algo que le da alergia (un alergénico). Los síntomas de la reacción en general aparecen entre pocos minutos y una o dos horas después del contacto con el alergénico.

Cuando se tiene alergia a una sustancia, el contacto con ella hace que los vasos sanguíneos drenen líquido al área de su alrededor. Como resultado, la presión de la sangre puede bajar repentinamente, llegando menos oxígeno al cerebro y a otros órganos vitales. Como no pueden funcionar adecuadamente, el cuerpo entra en shock, liberando además químicos como las histaminas, que provocan hinchazón de la piel, un sarpullido rojo y picazón intensa.

La anafilaxis se puede producir como reacción a muchas sustancias, entre ellas las vacunas. Ser alérgico a los componentes de ciertas vacunas es un problema para los niños/as pequeños, que no pueden completar su calendario de vacunación y quedan expuestos a ciertas enfermedades contagiosas.

Los síntomas de una reacción alérgica son:

  • sarpullido con comezón, manchas y con protuberancias llamado urticaria.
  • desmayos
  • dificultades para respirar, incluyendo sibilancia
  • problemas para tragar
  • opresión en la garganta o el pecho
  • náuseas, vómitos o diarrea
  • cólicos estomacales
  • inflamación de los labios, lengua, garganta u otra parte del cuerpo
  • ojos enrojecidos y llorosos
  • sensación de que todo va mal
  • cambio de voz

Estos síntomas pueden durar desde unos minutos hasta varias horas, dependiendo de la rapidez con que se traten y de la gravedad.

Todas las vacunas pueden desencadenar reacciones alérgicas, pero no sólo por el componente propio vacunal, sino también por otras sustancias que en algunos casos contienen, como potenciadores, antibióticos, estabilizantes, conservantes, etc.

Siendo raros, los casos más frecuentes se producen en vacunas desarrolladas en huevos de gallina, como la de la gripe y la de la fiebre amarilla, pues la alergia al huevo es relativamente frecuente en la población general. Sin embargo, las reacciones graves son muy raras. La vacuna triple vírica (TV) no está fabricada con huevo, por lo que no representa los problemas de la de la gripe y las reacciones que en alguna ocasión se han dado tras su administración parecen estar relacionadas con la gelatina que contiene como componente.

Si hubiera sospecha de alergia a una vacuna o a un componente incluido en ella, deberán realizarse los estudios de alergia correspondientes para determinar el alérgeno causante.

Hace años, ante la mayoría de estas alergias, la única solución era no administrar la vacuna. Pero el descubrimiento de los test cutáneos para evaluar a qué componente exacto se le tiene alergia, permitió realizar pruebas y ver si la reacción que se tenía ante ciertas sustancias (levadura, huevo) se sufriría también con las vacunas compuestas por esas mismas sustancias.

Por ejemplo, su un niño/a tenía alergia al huevo no se le administraba ni la antigripal, ni la triple vírica ni la de la fiebre amarilla, ya que las tres se hacen usando el huevo de polo o sustancias relacionadas. En teoría, si uno es alérgico al huevo, puede ser alérgico a vacunas a base de huevo. Esto es lo que los médicos pensaban hace años y por consiguiente, muchos niños/as alérgicos al huevo automáticamente no recibieron las vacunas.

Pero con los test se puede comprobar si un niño/a, alérgico al huevo es o no alérgico a la vacuna, en cuyo caso la puede recibir sin problema. Después de realizar durante años estas pruebas, se constató que muy pocos niños/as alérgicos al huevo eran en realidad alérgicos a la vacuna TV.

Por eso, la tendencia en los últimos años es seguir adelante con la vacuna sin realizar las pruebas de alergia específica. Los datos actuales sugieren que las reacciones anafilácticas por vacunas de parotiditis y/o sarampión no se asocian a la hipersensibilidad a antígenos del huevo, sino a otros componentes de la vacuna (como gelatina). El riesgo de reacción alérgica grave tras inyectar la triple vírica es extremadamente bajo. Sin embargo, esto no se aplica a otras vacunas a base de huevo como la vacuna de gripe.

Revista Todo papás.