Comiendo manzana2Los alimentos que toman los bebés desde sus primeros días de vida influyen directamente en su desarrollo físico y mental. Se han hecho muchas investigaciones sobre ello, pero ninguna se había concentrado en los efectos de la dieta sobre la inteligencia de los niños cuando comienzan a comer productos sólidos.

Ahora, gracias a un trabajo realizado en la Universidad de Southampton (Reino Unido), se ha demostrado cómo influye la dieta en esas edades.

Los resultados muestran que aquellos niños que habían sido alimentados con una dieta rica en frutas, verduras y comidas caseras tenían una puntuación más alta en las pruebas de inteligencia y memoria que aquellos en cuya alimentación abundaban las galletas o los “snacks” (aperitivos dulces o salados).

Por tanto, procura que tus hijos no abusen de estos productos poco saludables para que su desarrollo intelectual sea óptimo.

Artículo: Gente Saludable