Anticonceptivos definitivosAcaban definitivamente con la fertilidad aunque en algunos casos puntuales pueden ser reversibles.

Vasectomía

Es el método masculino. Consiste en la sección y ligadura de los conductos por los que se excretan los espermatozoides (conductos deferentes) mediante una cirugía sencilla. Aunque en algunos casos puede ser reversible, generalmente es definitivo. Hay que esperar a realizar un análisis del esperma después de la intervención para asegurarnos que no hay posibilidades de fecundación.

Ligadura de trompas

Es el método femenino. Consiste en ligar y seccionar las trompas de Falopio, que son los conductos por donde el óvulo desciende hacia el útero. De este modo, se impide el encuentro con los espermatozoides.

La cirugía es algo más compleja que la vasectomía y, al igual que esta, en principio no es reversible.

Si el parto se realiza mediante casárea, se puede realizar en la misma intervención. Para ello la mujer debe firmar un consentimiento.

Si el parto ha sido por vía vaginal, hay que esperar a que pase la cuarentena para programar la intervención, para que la mujer se recupere del parto y así minimizar el riesgo de infección y las complicaciones inherentes a la cirugía.

Actualmente se realiza una ligadura de trompas llamada Essure que no necesita anestesia y es mucho más sencilla que la tradicional.

El ginecólogo valorará cuál es el método más apropiado en cada mujer. En algunos casos, para la inserción del Essure es necesario tomar anticonceptivos hormonales los primeros meses, por lo cual, si la mujer está lactando, habrá que esperar al final de la lactancia.