Niñas corriendo por el campoCon motivo del Día mundial del Asma delebrado el pasado 4 de mayo, la Sociedad Española de Neumología Pediátrica (SENP) ha querido concienciar a la población de la importancia de controlar el asma con una educación terapéutica y tratamiento adecuados. Dado que el asma es una enfermedad que no se cura, esta sociedad destaca que, con las acciones adecuadas, se pueden minimizar los síntomas, reducir en gran manera los ataques asmáticos y conseguir que el paciente tenga una vida normal sin que suponga un límite en su vida diaria.

El asma es la enfermedad crónica con mayor prevalencia en la edad pediátrica, que actualmente afecta aproximadamente a 700.000 niños/as de hasta 14 años en España. Por ello, la SENP señala la importancia de que el paciente adquiera la autonomía necesaria para controlar su enfermedad.

También es necesario que el entorno del paciente conozca los desencadenantes, los tratamientos más adecuados.

Unicamente un 5% de los niños/as que padecen asma controla su enfermedad, lo que significa que pueden realizar una actividad física diaria normal, no tienen síntomas respiratorios, no presentan crisis de asma y tienen una función pulmonar normal o casi normal. En cambio, una cuarta parte de los niños/as con asma presentan síntomas persistentes o manifestaciones graves.

Artículo: El periódico de la farmacia. Nº 96