¿Por qué nuestros hijos/as prefieren el azul o el rosa?, ¿se lo hemos transmitido nosotros inconscientemente o es innato?.

En estudios de hace tiempo, se afirmaba que la elección tenía un carácter evolutivo: las féminas recolectaban y elegían la fruta más madura por el color. Pero investigadores americanos acaban de desmentir esta hipótesis.

Para esta investigación, colocaron a un grupo de niños y niñas de entre 7 meses y 5 años frente a diferentes objetos: dos cajas, dos peluches, dos pelotas…, uno de ellos de un color aleatorio y el otros de color rosa, y observaron su reacción.

Hasta los 2 años no había ninguna preferencia, tanto ellos como ellas escogían indistintamente. Pero entre los que tenían ya 2 años y medio, las niñas indicaban una clara inclinación por el rosa, al mismo tiempo que los niños de esa edad mostraban aborrecerlo.

Justo en el momento en el que los pequeños empiezan ya a ser conscientes de que existe una diferencia entre niño y niña, el color rosa es considerado un color para chicas.

Así que las preferencias se basan en un factor sociocultural, y no en uno biológico.

Artículo: Revista Crecer Feliz. Nº 280