La gimnasia para bebés se ha convertido en la actividad perfecta para que madres y padres se relacionen con su hijo/a, pasen tiempo con él/ella.

Existen dos tipos de ejercicio dependiendo de la autonomía del lactante. Desde los cuatro a los 8 ó 10 meses, los bebés tienen que fortalecer la musculatura de piernas y brazos, tonificar el cuello, la espalda y el cinturón lumbar y abdominal porque se están preparando para gatear. Los que ya gatean deben trabajar el equilibrio para conseguir que se pongan de pie. Así las clases se estructuran de forma diferente. Los primeros deben hacer ejercicios de giros y tonificación muy suaves que se intercalen con otros ejercicios para trabajar la vista, el oído, etc. como escuchar diferentes sonidos o bailar con los padres. A los que tienen más edad se les puede montar un circuito con rampas, escaleras, túnel, etc. y se les hace seguirlo.

Los beneficios que obtienen al hacer este tipo de gimnasia son múltiples, siendo el desarrollo de la autoestima el más importante. Se nota mucho en su vida cotidiana que tienen más fuerza, más equilibrio y más coordinación. Además son niños/as más despiertos.

Las clases deberían de finalizar con un masaje que sirve para relajarles de la actividad física. Utilizar una crema hidratante puede servir para que la experiencia sea más satisfactoria.

Artículo: estarbien.com

—————————————————————————————-

chintin.com es mucho mas que un blog, registrate en nuestra páginas web y disfruta de secciones como el directorio de empresas, donde podrás conocer y valorar tiendas, empresas y profesionales relacionados con el mundo infantil, la agenda donde descubrirás cuales son los eventos interesantes para disfrutar con tus hijos y mucho mas…

También podéis seguirnos en TwitterFacebook.

Bienvenidos a www.chintin.com