Bizcocho. La forma sencilla y rápida para prepararlo, cuando no se cuenta con demasiado tiempo, es comprar la base de bizcocho en el supermercado.

Si disponemos de tiempo y ganas, lo mejor es hacerlo con nuestras propias manos.

Necesitaremos:

– Molde redondo de unos 20 cm de diámetro

-150 gr de harina de repostería

-10 gr de maicena

-6 huevos

-150 gr de azúcar

-1 cucharadita de aroma de vainilla

– 1 sobre de levadura

– Medio vaso de leche

– Dos cucharadas de azúcar

Precalentar el horno a 180ºC. Separar las claras de las yemas. Montar las claras a punto de nieve. Batir las yemas con el azúcar durante 5-7 minutos, hasta conseguir una crema. Tamizar (pasar por un colador) la harina con la maicena. Añadir la levadura. Poco a poco, mezclar la harina con las claras montadas y las yemas con el azúcar. Mezclar con suavidad, con movimientos envolventes. Ir añadiendo en pequeñas cantidades. Untar el molde con mantequilla y harina para que el bizcocho no se pegue. Verter la mezcla en el molde y hornear durante 30-40 minutos (en función del horno) a 180ºC. Dejar enfriar antes de desmoldar

Chocolate:

-100 gr azúcar

-125 gramos mantequilla blandita

-250 gr de chocolate a la taza

-10-12 cucharas de leche

– 1 huevo

Mezclar la mantequilla y el azúcar hasta que se haga una pasta. Disolver el chocolate en la leche e incorporar la mantequilla con el azúcar. Separar la clara de la yema del huevo y batir la clara a punto de nieve. Incorporar la yema y mezclar bien. Añadir el huevo al chocolate y mezclar bien hasta obtener una pasta espesa y homogénea.

Cómo montar el pastel. Una vez se haya enfriado el bizcocho, lo cortamos en horizontal hasta obtener dos pisos, que se pueden rellenar bien con el chocolate, bien con crema, nata y mermelada de frutas. Antes de rellenarlo, mezclar las dos cucharadas de azúcar en el medio vaso de leche y humedecer cada piso del bizcocho. Un vez relleno, cubrimos el bizcocho con el chocolate, intentando que quede lo más regular posible. Para decorar, se pueden utilizar lacasitos, m&ms o lo que más guste al cumpleañero. ¡A disfrutar!.

Artículo: www.elcorreo.com