El probelma del sobrepeso y la obesidad en los países desarrollados es de tal magnitud que la Organización Mundial de la Salud (OMS) la ha declarado como epidemia mundial y advierte de que al mismo tiempo que 170 millones de niños/as padecen insuficiencia ponderal en el mundo, más de 1.000 millones de adultos tienen excesos de peso y de ellos 300 millones son obesos. España se encuentra entre los países donde existe un progresivo aumento de personas con exceso de peso, tanto en la población adulta como en la infantil y si no se toman medidas, este problema se asociará en un futuro inmediato con un incremento de la morbi-mortalidad, debido a las repercusiones que tiene sobre la salud.

El exceso de peso en la infancia y la adolescencia se considera un poderoso factor de predicción de la obesidad en la edad adulta, con importantes repercusiones sociales, económicas y sanitarias (el tratamiento de enfermedades asociadas a la edad supone el 7% del gasto sanitario total), por lo que la obesidad infantil constituye un problema de salud cuya prevención resulta especialmente útil a largo plazo. La obesidad es actualmente la segunda causa evitable de muerte prematura por detrás del tabaco.

Hábitos de vida

En la nueva cultura alimentaria son cada vez más frecuentes los alimentos precocinados y las comidas de alta densidad energética así como el consumo de proteínas y grasas en detrimento del consumo de frutas, verduras y hortalizas. Paralelamente, la forma de vida tiende a ser cada vez más sedentaria, lo que contribuye a disminuir el gasto energético de cada individuo tanto en el trabajo como en el ocio.

Por otro lado, se han descrito factores de riesgo que pueden favorecer el exceso de peso en niños/as y adolescentes: obesidad parental, riesgo mayor si lo es la madre y máximo si lo son los dos, madre fumadora en la gestación, peso bajo o elevado al nacer, ausencia de lactancia materna, inicio precoz de alimentación complementaria, ingesta de grasa igual o mayor del 38%, consumo elevado del bollería, embutidos y refrescos, bajo consumo de frutas y verduras, actividades sedentarias, ausencia de práctica deportiva, maduración sexual temprana en las niñas.

Algunos estudios concluyen que si no se corrige pronto el continuo incremento de niños/as con exceso de peso, podría ocurrir que por primera vez una generación de jóvenes tenga una esperanza de vida inferior a la de sus progenitores, ya que la obesidad es una enfermedad crónica que puede ocasionar multitud de problemas de salud. Se estima que por cada 15 kilos de exceso de peso aumenta el riesgo de muerte prematura aproximadamente un 30%, y que las personan severamente obesas mueren de 8 a 10 años antes que las de peso normal.

Artículo: El diario de Cantabria. Nº 67

—————————————————————————————————————————-

chintin.com es mucho mas que un blog, registrate en nuestra páginas web y disfruta de secciones como el directorio de empresas, donde podrás conocer y valorar tiendas, empresas y profesionales relacionados con el mundo infantil, la agenda donde descubrirás cuales son los eventos interesantes para disfrutar con tus hijos y mucho mas…

Bienvenidos a www.chintin.com