zapatos bebé
Durante la etapa de crecimiento cuando el uso de un calzado correcto es más importante, para favorecer el desarrollo del pie y del resto del esqueleto, especialmente de las rodillas y la columna, y también para que el proceso de aprender a caminar sea el adecuado.

A la hora de escoger el zapato correcto para los niños/as hay que prestar atención a los siguientes factores:

.- Flexibilidad: Debe ser lo suficientemente flexible como para que el pie se mueva de manera natural sin impedimentos.

.- Transpirable: Que sea poroso asegura que el sudor se elimine. De esta manera se evita la formación de hongos.

.- Antideslizante: La suela debe de agarrarse a las superficies para que el niño/a no se resbale fácilmente.

.- Horma ancha: El pie no debe de esatar apretado que obligue al niño/a a superponer los dedos.

.- Evitar las costuras internas: El pie debe introducirse fácilmente y no encontrarse con costuras dentro.

.- Pies  bien sujetos: De ello se encarga el refuerzo que debe haber en el talón del zapato. El pie nunca debe “bailar” en el interior del calzado, porque pueden producirse lesiones.

.- Cierres: Las cremalleras y las tiras de velcro son las opciones más prácticas para los pequeños y para los padres.

En verano

Es importante fijarse en el material, evitando siempre los tejidos sintéticos que además de aumentar la temperatura del pie, evitan una correcta transpiración del mismo. Deben de ser lo más naturales posibles;: piel, cuero, loneta o tela de algodón…

El interior del calzado debe tener un forro suave y transpirable e incluso acolchado.

En verano no es recomendable que los más pequeños utilicen calzado muy abierto, como sandalias sin talón o zuecos, sobre todo porque la percepción de que el zapato se sale a cada paso obliga a los dedos a un trabajo extra de agarre innecesario, por lo que el pie del niño/a puede tender a desarrollar dedos “en garra”.

En piscinas y duchas es conveniente que utilicen sandalias de goma con pulsera en el tobillo para una mayor sujeción y para evitar que el pequeño se resbale y al mismo tiempo que se contagie de hongos y papilomas.

Calzado según su edad

1.- Hasta los 9 meses: Durante estos primeros meses, el bebé puede utilizar calzado a modo de complemento pero el uso de patucos de tejidos suaves cumple una función importante; la de impedir que los pies del bebé se enfríen.

2.- Entre los 9 y los 12 meses: Comienza la fase de gateo y de sus primeros pasos. En este momento los niños/as requieren zapatos más sólidos que permitan al mismo tiempo la correcta la formación del pie. Hay que asegurarse de que estén fabricados con materiales suaves, con un refuerzo en la puntera y un diseño ergonómico.

3.- A partir de los 12 meses: Los niños/as ya andan con regularidad. Se desaconseja el uso de botas que superen la altura del tobillo, puesto que limitan la movilidad.

Consejos

El crecimiento de los pies de los niños/as es relativamente rápido: entre siete y ocho milímetros cada 3 meses. Comprobad a menudo si los zapatos les siguen siendo cómodos. Entre el final de los dedos y la puntera del zapato debe haber entre 1 y 1,5 centímetros.

Es mejor comprar los zapatos por la tarde porque los pies están mas dilatados.

Buscar un calzado que sea fácil de quitar y de poner.

Artículo: Gente Saludabel. Nº 81

 

 

 

————————————————————————————————————————-

chintin.com es mucho mas que un blog, registrate en nuestra páginas web y disfruta de secciones como el directorio de empresas, donde podrás conocer y valorar tiendas, empresas y profesionales relacionados con el mundo infantil, la agenda donde descubrirás cuales son los eventos interesantes para disfrutar con tus hijos, la sección Te Interesa con consejos, recetas y mucho mas…

También podéis seguirnos en TwitterFacebook.

Bienvenidos a www.chintin.com