He encontrado este truco/consejo leyendo la revista Ser Padres del mes de febrero, donde una mamá cuenta cómo ha reciclado alguna  camiseta de sus hijos.

Cuando se le quede pequeña una camiseta a tu peque y te guste mucho y quieres conservarla de alguna manera, puedes transformarla en una bufanda para ti.

Es muy sencillo, sólo tienes que cortarla por debajo de las mangas formando un cuadrado y hacerle un dobladillo, asi tienes una braga para el cuello con un diseño exclusivo.

¿Qué os parece?, a mi me ha parecido una idea genial.