El Centro de Investigación del Cáncer de la Universidad de Salamanca ha desarrollado un nuevo tratamiento contra el cáncer de mama basado en la combinación de los fármacos Herceptin y Dasatinib. Gracias a la interacción de ambos, los ensayos realizados en animales han demostrado que se impide el crecimiento tumoral.

La investigación ha conseguido en su fase experimental efectos importantes sobre uno de los tipos de cáncer de mama con peor pronóstico, el que se caracteriza por tener elevados niveles de expresión de la proteína HER2 (afecta a unas 600.000 mujeres en España).

El siguiente paso será un ensayo clínico con 40 pacientes. Después habrá que ampliar la muestra hasta que se pueda estandarizar su uso.

Sus descubridores esperan que en 3 años finalice el proceso y confían en que dentro de 30 0 40 podamos hablar del fin de la enfermedad.

Artículo: 20 minutos Bilbao.