Aprende a manejar los celos entre hermanos

Aprende a manejar los celos entre hermanos

Cuando somos niños, y comenzamos a desarrollar nuestras emociones, descubrimos un mundo de sentimientos agradables, como el amor o la alegría, pero, inevitablemente, también comezamos a experimentar sensaciones algo más amargas, como la la tristeza o la envidia. Así pues, los que tienen hermanos conocen bien la escena de dos hermanos que se pelean porque sienten celos del otro. Un escenario que verán reproducirse, unos años más tarde, en sus hijos.

Pero, ¿conocemos realmente por qué los niños sienten envidia hacia sus propios hermanos? Según los expertos pedagogos de RUBIO, la respuesta se encuentra en el contexto en el que crecen, ya que los niños están en plena etapa de su desarrollo emocional, en la que aprenden a compartir tanto cosas materiales como experiencias. Este proceso de crecimiento puede ser complicado cuando los niños consideran a sus hermanos como rivales, por lo que ambos querrán ocupar un lugar privilegiado en el núcleo familiar y, así, ganar el cariño de los padres.

Sin embargo, los celos no deben considerarse como algo negativo, sino que son un sentimiento natural que contribuye al desarrollo emocional y afectivo de los pequeños. Esta experiencia les ayuda a entender esa emoción, a familiarizarse con ella y a aprender a gestionarla, pero también debemos tener en cuenta que, si no les ayudamos, puede llegar a convertirse en un problema que afecte a las relaciones familiares.

Para evitar esta situación, los pedagogos de la editorial quieren compartir siete consejos para que esta etapa sea más llevadera para toda la familia:

  1. Los celos son un sentimiento natural, por lo que los niños no pueden evitar sentirlos. Por eso, no debemos castigar a nuestros pequeños cuando se sientan celosos, sino que debemos promover el desarrollo de estrategias para gestionarlos.
  2. Debemos intentar descubrir qué produce este sentimiento y comprender que es inevitable que los pequeños pueden verse como rivales el uno al otro. Por ello, se recomienda definir sus roles en la familia y dar su espacio a cada uno de ellos.
  3. Para que los niños se encuentren cómodos con su rol en la familia, los padres y madres debemos evitar las etiquetas, las comparaciones y los juicios de valor, ya que esto favorecería la rivalidad entre ellos.
  4. Mostrar cariño y dar palabras de afecto es una gran herramienta para demostrar a nuestros niños que queremos a todos por igual y que no tienen que enfrentarse.
  5. Otra gran técnica para fomentar el compañerismo y que compartan más tiempo juntos es diseñar juegos colaborativos que tengan objetivos comunes. De este modo, se evitará que compitan entre ellos y tendrán que ayudarse para lograr sus metas.
  6. En situaciones conflictivas, debemos mantener la calma y no forzarles a no sentir celos. Debemos tratarlos con naturalidad y tranquilizarlos con frases como “entiendo cómo te sientes” o “es normal que te sientas así, pero no tienes por qué preocuparte”.
  7. Cuando estén enfadados, no les obligues a disculparse o llevarse bien entre ellos. Lo mejor en estos casos es fomentar el diálogo e intentar que entiendan al otro.
¡Planta cara al bullying con este concurso de cuentos!. 1 Concurso de cuentos contra el acoso escolar

¡Planta cara al bullying con este concurso de cuentos!. 1 Concurso de cuentos contra el acoso escolar

Fair Saturday y el Ayuntamiento de Bilbao han unido fuerzas para luchar contra el acoso escolar convocando un concurso de cuentos. Con esta iniciativa quieren concienciar a los/las jóvenes sobre el bullying, ya que es un grave problema de la sociedad actual.

La convocatoria está abierta hasta el 25 de noviembre y está dirigida a jóvenes de hasta 23 años. Los participantes podrán escribir sus cuentos en euskera, castellano o inglés y deberán entregarlos en los centros educativos adheridos a la iniciativa o en la dirección cuentos@fairsaturday.org. El eje del cuento deberá denunciar el bullying.

Se repartirán 15 premios de 100€, que serán destinados a diferentes proyectos sociales elegidos entre las personas galardonadas y los centros a los que representan.

Los resultados del concurso se recopilarán en un libro, “Cuentos contra el Bullying”. Los beneficios de la venta del mismo irán también destinados a diferentes proyectos sociales. El concurso recibe el apoyo de Seguros Bilbao y Petronor.

http://bilbaogazte.bilbao.eus

Hablando de drogas. Dialogar para prevenir

Hablando de drogas. Dialogar para prevenir

drogas adolescentesLos padres y las madres deben ser “observadores” de las necesidades, miedos, deseos, comportamientos y frustraciones de sus hijos e hijas. Desde la observación es posible intervenir a tiempo en la gran mayoría de las situaciones y reconducir problemas graves en la vida de los jóvenes. Para ello hemos de estar informados lo mejor posible y la respuesta a la mayoría de nuestras preguntas las podemos encontrar en un manual que ha sido escrito con lenguaje sencillo y cotidiano: “Dialogar para prevenir, ¿Qué hablo con mis hijos sobre drogas?“.

En el libro se realiza un recorrido que nos permitirá saber cómo dialogar para prevenir. Se tratan los factores que influyen en el inicio del consumo y las claves para prevenirlo y, de forma breve, las sustancias más consumidas por los jóvenes, las nuevas formas de consumo y los efectos perniciosos que cada una de ellas genera.

El periódico de la Farmacia. Nº 155

La adolescencia se acerca

La adolescencia se acerca

AdolescenteLa adolescencia puede ser más complicada si llega por adelantado, la llamada “pubertad precoz” supone la aparición de caracteres sexuales secundarios antes de los 8 años en niñas y antes de los 9 años en niños. El primer signo es el aumento del tamaño testicular; en ellos, y la aparición del botón mamario, en ellas. En ambos sexos aparece el vello en el pubis y las axilas, se incrementa la velocidad de crecimiento y hay cambios psicológicos.

Lo normal es que esta metamorfosis no comience antes de los 9 años en las chica y los 10 en los chicos.

Adaptarse a esta turbulenta etapa no es fácil, pero, si se produce antes, es más desconcertante para quienes no tienen madurez psicológica para asimilar los cambios.

Si hay algo a lo que los chavales le dan importancia es a sentirse parte de un grupo, vestirse como los demás, escuchar las mismas canciones… y desarrollarse al mismo ritmo. Las diferencias no son bien recibidas. La inseguridad es, además, caldo de cultivo para la aparición de complejos porque se sienten distintos a sus amigos/as y, en muchos casos, tendrán que sufrir algunos comentarios y burlas. Pero también puede tener repercusiones físicas, ya que se produce una maduración ósea acelerada y un cierre precoz de los cartílagos de crecimiento con el resultado de una estatura final baja.

Los factores genéticos tienen un papel importante, igual que la alimentación (la obesidad moderada sería un factor a considerar, ya que al tener mayor peso del que correspondería con su edad, el hipotálamo entiende que el cuerpo está preparado). Y algunas sustancias químicas que están presentes en productos cotidianos (plásticos, juguetes, utensilios de cocina, cosméticos, etc.) también podrían alterar el equilibrio hormonal.

En cuanto aparezcan los primeros signos, se impone una visita al pediatra, que realizará un diagnóstico y determinará si es preciso un tratamiento. A través de una radiografía de la mano verá si hay un adelanto de la edad ósea. También realizará una ecografía pélvica, pruebas hormonales y una resonancia craneal, para ver si existe alguna anomalía. Con estas pruebas, es posible hacer un pronóstico de crecimiento, cuándo llegará la regla y valorar si el tratamiento va a ser eficaz.

Los expertos recomiendan abordar el asunto con normalidad pero sin restarle importancia y explicarles, según las indicaciones del pediatra, pero sin olvidar su edad, qué son estos cambios, por qué se producen y cómo se van a tratar.

Comunicación, normalidad y refuerzo de la autoestima son las claves. Que sepan que la pubertad es una situación normal y que sus compañeros/as pasarán por lo mismo, que no son los únicos.

B. Navazo

Revista Mujer Hoy

 

El espasmo del sollozo

El espasmo del sollozo

LlantoSe produce junto al llanto y el bebé pierde la respiración de forma transitoria, el conocimiento y sufre cambios en su tono muscular normal. A pesar de lo llamativo del cuadro, la respiración se reanuda por sí sola tras uno segundos y sin repercusiones en el bebé.

Suele aparecer por primera vez entre los 6 y los 18 meses y desaparecer antes de los 7 años.

El espasmo del sollozo se puede diferenciar en 2 categorías distintas dependiendo de la coloración que adquiera la piel durante el cuadro:

  • Espasmo del sollozo cianótico: cuando durante el proceso de llanto se interrumpe el movimiento respiratorio y el niño/a entra en apnea, pasados unos segundos el niño/a se pone cianótico (los labios adquieren un color azul que se oscurece progresivamente hasta poder adquirir un color violáceo de piel) y puede llegar a perder el conocimiento. La recuperación es inmediata al cabo de uno o 2 minutos. Puede iniciarse en el curso de un llanto vigoroso producido por enojo, frustración, dolor o capricho.
  • Espasmo de sollozo de tipo pálido: es mucho menos común, suele aparecer en relación, generalmente, con un traumatismo craneoencefálico leve. Posteriormente al traumatismo, una situación de sorpresa o temor, el niño/a, sin prácticamente presentar llanto, exhala, deja de respirar y pierde el conocimiento.

Una vez los niños/as desarrollan mejores habilidades para enfrentar las situaciones difíciles, suelen superar los espasmos de sollozos.

Como fomentar la creatividad de nuestros hijos/as

Como fomentar la creatividad de nuestros hijos/as

Creatividad infantilJulia Cameron acaba de publicar de The artist´s way for parents, una guía para padres que quieran ayudar a sus hijos/as a conservar su potencial creativo.

  1. Expedición creativa: Organizar cada semana una “expedición creativa” con vuestro hijo/a, por ejemplo,una visita a un museo o pasar la tarde en el parque observando árboles o insectos es suficiente.
  2. Una hora de diversión al día. Procurad que vuestros hijos/as disfruten de una hora de diversión al día. Un horario plagado de actividades extraescolares no deja ni tiempo ni espacio para la espontaneidad y la inspiración.
  3. Una hoja de papel. Aseguraros de que tiene el material apropiado: bloques de construcción, lapiceros… Cuánto mas simples mejor. “La herramienta mas poderosa es una hoja de papel en blanco. Puede convertirse en un dibujo, un poema, un barco…”
  4. Que jueguen a su aire. Dejar que jueguen solos. Está bien, que de vez en cuando participemos en sus juegos, pero es recomendable dejar que nuestros hijos/as pinten a su aire o se inventen una historia sin que nosotros les ayudemos a terminarla.
  5. La última pregunta. Antes de dormir, preguntarles cuál ha sido su momento favorito del día. Este pequeño ritual antes de acostarse les ayudará a consolidar los recuerdos positivos.

Muy importante: El perfeccionismo es el mayor enemigo de la creatividad. Muchos niños/as, si no pueden hacerlo perfecto, no quieren hacerlo. Hay que dejar a un lado ese afán y permitirnos a nosotros mismos ser más libres.

Artículo: Revista XL Semanal. Nº 1360