Cambiador de pared | Varios acabados

Cambiador de pared | Varios acabados

Este Cambiador de pared es una pieza funcional con un diseño innovador, para que puedas cambiar a tu bebé a la altura correcta teniendo todo al alcance de la mano, pues al desplegarlo descubre varios estantes para guardar pañales y artículos de aseo del bebé.

Puedes colocarlo en la habitación del bebé, pero también es ideal para el baño como mueble cambiador, ya que resiste el agua cuando está cerrado. Además de la gran ventaja de ahorro de espacio es su gama de colores con los que dar un toque alegre a la habitación y se convertirlo en una pieza de decoración en sí misma.

Está fabricado en madera de haya y abedul o lacada en blanco.

  • Dimensiones (cerrado): Altura 870 mm. Ancho 520 mm. Profundidad 180 mm
  • Dimensiones (abierto): Altura 870 mm. Ancho 520 mm. Profundidad 760 mm
  • Peso soportado: 50 kg.
  • Incluye un cambiador integrado (3 cm de espesor) con una superficie extraíble y lavable.
  • Fácil de montar con tornillos.

www.thelittleclub.es

Xiconinos

Xiconinos

Xiconinos

En Xiconinos, somos especialista en la infancia y gracias a ello en Xiconinos te podemos aconsejar en la elección del mejor ajuar para el bebe, tanto en lo referente a la lista de nacimiento, como en el vestir, el baño, el paseo y en la decoración de su habitación.

Babymims

Babymims

Babymims nace para ofrecerte soluciones reales a los problemas diarios del cuidado de tus peques.

Siguiendo nuestra experiencia como mamás, la ilusión y profesionalidad que nos avalan desde nuestra experiencia empresarial, buscamos transmitir estos valores a todos aquellos productos que elegimos, buscamos y diseñamos con mimo, esmero y con muchísima ternura.

Babymims es soluciones. Babymims es mimo, seguridad y una ternura infinita.

Pugho

Pugho

PUGHO es una empresa española con sede en Salamanca, enfocada al mundo de la maternidad y cuidado de los bebés. Actualmente ofrecemos ésta forma tradicional de llevar a nuestros pequeños en modelos y colores actuales.
Apostamos por el porteo de los niños/as como una forma cómoda y que cuenta con numerosos beneficios, como por ejemplo:
-Que el llevarlo crea un enlace con los padres.
-Ayuda a la digestión del bebé.
– Si lo usan se reducen los cólicos.
-Estimular su desarrollo y fomenta el lenguaje.
-Te permite hacer más cosas sin desatenderlo.
-Puedes darle el pecho discretamente en la calle.
-Con los portabebés puedes ir a todas partes sin preocuparte de si hay mucha gente, el engorro de abrir cerrar el carrito…
-Si tu bebé es prematuro o bajo peso también le beneficiará, estará más tranquilo, le facilitará el dormir.
…y muchos más…

Kilika Haur Moda

Kilika Haur Moda

Todo lo que necesitas para los peques de la casa lo encontraras aquí.

Ropa, calzado, mantas, sacos, sillas, cunas, tronas, chupeteros, canastillas, baberos, juguetes, paragüas…

Y si tienes que hacer un regalo, tenemos; portafotos, cojines, flores secas, mantas, revisteros, paragüeros…

Kikuyu

Kikuyu

Cuenta la leyenda que las madres de una antigua tribu llevaban a sus hijos en unos paños especiales que ellas mismas tejían en sus telares, estos paños eran portadores de una fuerza “mágica” que conseguía dotar a los niños de inmunidad ante los malos espíritus. Las madres de la tribu, fieles creyentes de la leyenda, tejían los Kikuyus con esmero mientras esperaban la llegada de sus hijos… los colores que componían dichos paños eran elegidos en función de varios factores, la época del año en la que iban a dar a luz, la fertilidad de la tierra en ese momento, y el Dios al que invocaban la protección de su pequeño…

Pero estas son historias de leyenda… además de por sus creencias religiosas, las madres de la tribu porteaban a sus bebés en fulares porque les permitía realizar sus tareas diarias con comodidad y sabiendo que sus hijos estaban cerca de ellas, protegidos bajo un tejido de algodón y sujetos con total seguridad.

Hoy en día existen multitud de ocasiones en las que utilizar un fular porta bebes de kikuyu, hacer un recado con comodidad, dar un paseo por la playa, ir a comprar el pan… o simplemente dejarse llevar , disfrutar, oler y sentir a tu hijo muy cerca de ti…