¿Cuál es la función de los primeros dientes de leche?

¿Cuál es la función de los primeros dientes de leche?

DientesSu erupción marca un hito en la vida de nuestros hijos/as. El primer diente nos anuncia que su sistema digestivo (del que la dentadura forma parte) ya está preparado para recibir alimentos diferentes a la leche.
Desde que tiene el primer diente debemos dar al pequeño oportunidades para masticar y no ofrecerle toda la comida en puré.
Una segunda función es la de preparar la mandíbula para la dentadura definitiva, ocupando un espacio en ella.
Además los dientes son imprescindibles para la correcta adquisición del lenguaje.
Artículo: Revista Ser Padres. Marzo 2013
Iniciativa escolar para niños/as con patologías

Iniciativa escolar para niños/as con patologías

AlergiasGalicia desarrolla con éxito un útil programa que coordina a médicos y profesores ante crisis alérgicas o diabéticas y epilepsia.

Si un niño/a adscrito al  programa  tiene una crisis derivada de una patología crónica, el profesor llama al 061 y desde allí se le dan las indicaciones mientras llega la asistencia, incluyendo la administración de medicación reflejada en los informes del paciente.

Esto es importante porque en caso de presentarse crisis agudas, una rápida y sencilla intervención puede reducir los síntomas o, incluso, solucionar la crisis. Para ello, la implantación del Programa en los Centros incluye la formación del personal: todas las personas que tengan contacto con el alumno tienen que saber de su patología y de las medidas que deben tomar en caso de crisis.

Cualquier comunidad podría instalarlo, ya que en todas existe un sistema de emergencias sanitarias. Además, tiene que haber equipos de trabajo que coordinen la información y organicen las acciones de reclutamiento, protocolicen la respuesta y sirvan de referencia para padres y responsables de los colegios.

Artículo: Revista Ser Padres. Febrero 2013

 

Niños/as celíacos en el ‘cole’

celiacosLa enfermedad celíaca es una intolerancia permanente al gluten, una proteína presente en varios tipos de cereales, y que produce tanto en los niños/as como adultos una lesión de la mucosa intestinal, así como una inadecuada absorción de los alimentos. Sus síntomas más frecuentes en los primeros cinco años de vida: la pérdida de apetito del niño/a, diarreas, distensión abdominal o cambios en su forma de ser, aunque es más que corriente que el niño/a padezca la enfermaedad sin mostrar síntoma alguno, haciendo el diagnóstico mucho más difícil.

Los niños/as celíacos deben seguir una dieta basada en alimentos naturales carentes de gluten, como carnes, pescados, frutas, verduras y legumbres, además de huevos, lácteos y derivados. Un menú que en principio parece sencillo pero que excluye todos los productos en cuya composición figuren trigo, cebada, centeno o avena, y que puede complicar la vida del pequeño tanto en el comedor del ‘cole’ como a la hora de atender a fiestas de cumpleaños, casas de amigos o campamentos de verano.

Las claves para integrar al niño/a celíaco en la rutina escolar: informar al niño/a, a los profesores y compañeros, así como a los responsables de cocina del colegio. La información, incluso aunque el niño/a sea muy pequeño, facilita la adaptación a la dieta, por lo que es importante responder todas sus dudas de manera acorde a su edad, así como no esconder los alimentos, sino enseñarle a distinguirlos y clasificarlos, inculcándole qué puede y qué no puede comer.

A la hora de ponerse en contacto con los profesores, no está de más proporcionales, junto a la lista de alimentos ‘prohibidos’, una selección de galletas o golosinas que el pequeño pueda tomar en situaciones especiales, como premios, cumpleaños o excursiones. Proporcionar menús adecuados a los responsables del comedor del colegio, así como información precisa sobre la enfermedad, es el siguiente paso para integrar al niño/a en la rutina del comedor escolar.

Es esencial que, desde una edad temprana, los niños/as celíacos aprendan a comer de manera social, desdramatizando la enfermedad, e integrando a sus compañeros en sus diferencias y necesidades.

Artículo: www.hola.com

Anginas, ¿deben de operarse?

Anginas, ¿deben de operarse?

Salud infantil anginasLa tendencia actual es conservar, en la medida de los posible, estos órganos de tejido linfático, ya que su misión es servir de barrera y retener los virus y bacterias que entran por la boca y la nariz.

Sin embargo, hay casos en los que el otorrino si recomienda la operación para extirpar las amigdalas:

  • Si su tamaño dificulta la respiración
  • Si se repiten con tanta frecuencia que el peso del niño/a, su desarrollo y su bienestar sía a día se ven a afectados.
  • Si el consumo de medicación para el tratamiento es elevado y el niño/a no responde bien.
  • Si las anginas se complican con otros trastornos que agravan el proceso.

Artículo: Crecer Feliz. Nº 289

El estirón del verano

El estirón del verano

Crecimiento infantilParece que el estirón del verano es más que un mito y se sustenta en algunas evidencias científicas. Aunque las gráficas de crecimiento sean más o menos lineales, en realidad los niños/as crecen a picos y hay épocas en las que su desarrollo físico es más acusado, como en los dos primeros años de vida del bebé o en el famoso estirón de la pubertad. Y esto también ocurre en períodos de tiempo más cortos, y por eso, pueden darse meses en los que el pequeño/a no crezca apenas nada, y otros en los que su talla aumente de manera exponencial.

Y precisamente ese aumento de centímetros se da más en primavera y verano. ¿El motivo?. La luz del sol, que ayuda a sintetizar la vitamina D (fundamental en el desarrollo de los huesos) y estimula la secreción de la hormona del crecimiento. De hecho, hay estudios que demuestran que las poblaciones que viven más al sur, que gozan de más sol, tienen los huesos de las piernas y de los brazos más largos que los de la población que reside en zonas con menos horas de luz al día.

Además, según el Dr. Martínez Pérez (médico adjunto del Servicio de Pediatría del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús de Madrid), hay que tener en cuenta que otros estímulos de la hormona del crecimiento son el ejercicio y el sueño (está comprobado que por la noche se producen más picos en la secreción de esta hormona), y en verano los niños/as tienen una actividad física más intensa y suelen estar más descansados, duermen mejor y hacen siesta.

Sin embargo, en lo que se refiere a la estatura de una persona, el factor determinante es la genética. Según el Dr. Martínez Pérez, cada individuo tiene su talla establecida en los genes, es decir, «la herencia es la que marca la altura aproximada que acabará teniendo un niño/a». Luego hay una serie de agentes externos que pueden condicionar que el niño/a desarrolle todo ese potencial genético, ya sea para bien o para mal: su alimentación, su estado de salud, su actividad física, el clima en el que vive.

Artículo: Revista Guía del niño. Nº 151

Superprotector o cómo protegerse del cáncer de piel

Superprotector o cómo protegerse del cáncer de piel

Protección solarLa Asociación Española contra el Cáncer ha presentando Superprotector, una aplicación para teléfonos de última generación pensada para ayudar a que los menores interioricen los hábitos de protección solar y reducir así el riesgo de que desarrollen un tumor maligno de piel en la edad adulta. Está disponible para ser descargado de forma gratuita a través del App Store de Apple, de Android Market, o directamente en la página web www.aecc.es/superprotector.

Este juego que cuenta con versiones en castellano, gallego, catalán y euskera, está dirigido a los niños/as de entre 10 y 13 años. Mediante desafíos sencillos, les enseñará que es peligroso tomar el sol entre las 12:oo y las 16:00h, que deben exponerse siempre con una camiseta y un gorro, beber agua abundante y, por supuesto, no olvidarse de extender un protector sobre la piel.

El mensaje se dirige especialmente a los niños/as de entre 10 y 13 años porque, a partir de esa franja de edad, la influencia de los padres comienza a reducirse y los menores realizan exposiciones más prolongadas al sol.

Además, los jóvenes asimilan con mayor facilidad la información con la que pueden interactuar que aquella que simplemente leen o ven.

Artículo: El periódico de la farmacia. Nº 129