Atragantamiento

Atragantamiento

salud infantilLa natural curiosidad típica de los niños/as pequeños se mezcla con su capacidad para moverse a sus anchas por toda la casa y encontrar todo lo que no deben. Además la propia estructura anatómica de su vía aérea (pequeños diámetro de la tráquea), la inmadurez de sus mecanismos de deglución y el desarrollo paulatino de su dentición, completan el círculo perfecto que les hace más vulnerables a estos accidentes.

Aunque en la mayoría de las ocasiones, cuando un niño/a aspira algún objeto, termina expulsándolo de inmediato gracias a la tos que se produce, en otras, el reflejo tusígeno no es suficiente. El objeto puede quedar atrapado, entonces, en cualquier punto de las vías respiratorias, y provocar, dependiendo de la localización y del grado de obstrucción que produzca, diversas patologías que irán desde la insuficiencia respiratoria con riesgo de muerte hasta problemas como neumonías o abscesos graves.

Mejor prevenir:

  • No darles juguetes que contengan piezas pequeñas o rotas.
  • Al adquirir un juguete, tener en cuenta la edad recomendada.
  • No dejar a su alcance objetos de pequeño tamaño como monedas, botones, fichas, tornillos, frutos secos, pilas de botón, etc.
  • Durante las comidas, vigilar que no se llenen excesivamente la boca, coman despacio y permanezcan bien sentados. Procurar que no hablen, corran, rían o lloren mientras están masticando.
  • No permitir morder los globos, si se explotan, pueden aspirar algún trozo de plástico.

 

Artículo: Revista Guía del niño