¿Qué hacer cuándo nuestros hijos/as no paran de llorar hasta que consiguen lo que quieren?.

No es lo mismo ceder que acceder a un deseo. Se cede cuando se hace algo contrario a lo que en realidad se quisiera hacer, mientras que se accede cuando se reconoce que la petición es razonable y se puede complacer al niño/a.

Si después de decirle que “no” a nuestro hijo/a, este obtiene lo que quería después de no parar de llorar, le estamos transmitiendo que somos más débiles que él/ella y que no controlamos la situación. En cambio, el niño/a se sentirá más seguro si cuenta con un punto de referencia y una guía estable. Nuestra determinación le servirá de ejemplo la próxima vez.

Cómo reaccionar frente a sus llantos

* Si decidimos no aceptar su petición, debemos decirle simplemente que no, diciendo que no podemos darle lo que pide.

* Es muy importante evitar discutir largamente con el niño/a las razones por las que no queremos concederle lo que quiere.

* Al decir que no, es importante dar a entender al niño/a que nos damos cuenta de lo fuerte que es su deseo. En el fondo, lo que necesita es sentirse entendido/a.

* La única forma eficaz de desalentar a un niño/a para que no continúe con sus peticiones y rabietas es darle a entender que con lamentos, chantajes y gritos no va a conseguir nada, ni tan siquiera hacernos enfadar.

Artículo: Mi bebé y yo. N 218

—————————————————————————————————————————-

chintin.com es mucho mas que un blog, registrate en nuestra páginas web y disfruta de secciones como el directorio de empresas, donde podras conocer y valorar tiendas, empresas y profesionales relacionados con el mundo infantil, la agenda donde descubrirás cuales son los eventos interesantes para disfrutar con tus hijos y mucho mas…

¡ Te esperamos en chintin.com !. Bienvenido.