DecoraciónCuando llega el momento de decorar los dormitorios de los más pequeños de la casa, es interesante tener en cuenta algunos detalles que nos ayudarán a conseguir crear el ambiente adecuado para los niños/as en su habitación. A continuación os ofrecemos algunos consejos que es pueden ayudar a la hora de decidir como pintar la estancia para convertirla en un lugar donde tus hijos/as crezcan felices.

Menos es más

A menos metros cuadrados, más claro tendrá que ser el color del que pintemos la estancia para que no nos dé la sensación de espacio pequeño.. Por este motivo,  antes de decidir el color es importante estudiar las dimensiones del espacio y lo que añadamos en él ya sea en forma de muebles o de elementos decorativos. Si la habitación es de tamaño reducido, una buena idea será intentar disponer de mucho espacio de almacenaje bajo la cama o en los rincones perdidos.

La luz del sol, el mejor aliado de los colores oscuros

Un segundo punto que nos va a condicionar es si disponemos de algún foco de entrada de luz natural. Si entra la luz natural a la estancia, podremos usar tonos más oscuros ya que la luz los atenuará. De lo contrario, como en el caso que hemos comentado en el punto anterior, será mejor usar tonos más suaves. Si nuestro foco de luz es artificial, podemos usar un tono neutro como el Merengue o el Aire del Desierto de la colección Vibrations y utilizar los colores alegres en detalles como en la decoración o textiles.

La clave de la concentración

Otro caso en el que también se aconseja utilizar tonos suaves es cuando el dormitorio se utiliza también como estudio. Al usar tonos como Memorias de África o Toque de Canela, de la colección Vibrations, le daremos un aire sereno a la estancia y conseguiremos crear la atmósfera adecuada para una buena concentración. Decoración

Color block

Otra opción muy acertada, sobre todo cuando se trata de dormitorios de dimensiones justas, es utilizar un único tono para todo el espacio, o incluso dos intensidades del mismo color, para luego dar la nota de alegría y diversión que buscamos con un colorido dibujo o vinilo de pared con forma de animal, un gran árbol, un estampado alegre o cualquier otro diseño que se nos ocurra.

Apuesta por los estampados

Esta temporada se llevan los estampados, las rayas y todo tipo de combinaciones que podrás aplicar a la habitación de tus niños. De nuevo, la solución más recurrente es utilizar un tono neutro y combinarlo con el estampado que puedes hacer tu mismo. Utilizar las rayas de tonos suaves como rosa palo, blanco o azul cielo y combinarlo con pintura beige suave o crema para el resto de la estancia le otorgará al espacio un estilo único que combina moda con clásicos que no aburren. Se logran acabados que crean espacios acogedores y muy actuales.

La propuesta se basa en usar tonos suaves, que no quiere decir neutros, para los más peques. Si preferimos colores como el naranja, el verde o el azul, siempre podremos usarlos en sus versiones más suaves utilizando tonos como un naranja mandarina, o el azul celeste. Algunos ejemplos serían los tonos más calmados dentro de cada una de las gamas de la Colección Colores del Mundo: Beige Suave, Melocotón Suave, Verde Suave, Amarillo Suave, Azul Suave o Malva Suave. En edades de adolescencia la intensidad sube y la de los colores también. Versiones Intermedias o Naturales de la misma colección- como el Verde Intermedio, Beige Natural, Perla Intermedio, Terracota o Amarillo Natural serán los preferidos de los jóvenes adultos.

Sobre Bruguer

Bruguer pertenece al grupo AkzoNobel, la mayor compañía del mundo en pinturas y revestimientos. Está presente en más de 80 países con más de 55.000 empleados comprometidos con la excelencia y con entregar “Hoy, las respuestas de mañana” (Tomorrow’s Answers Today™). Bruguer está comprometido con su entorno social realizando actividades de RSC con organizaciones como Cruz Roja, entre otras.