Los estudios realizados en todo el mundo desde los años 70 demuestran necesario el uso del cinturón de seguridad incluso en el caso de mujeres embarazadas, especialmente para protegerse de los accidentes provocados por vuelcos o salidas de vía o simplemente por frenazos.

Hasta el año 2006, las embarazadas no estuvimos obligadas a utilizar el cinturón de seguridad por el posible riesgo para el feto.

En caso de accidente o frenazo, el peso de una persona adulta puede alcanzar entre 3 y 5 toneladas. Si esto ocurriera con una mujer embarazada, significaría que el feto recibiría un fuerte golpe en el momento del impacto provocado por el cinturón de seguridad normal.

El problema de los cinturones estándar es que pueden provocar serios daños a la madre y, en muchos casos, la rotura de la columna vertebral del feto.

En la actualidad en el mercado hay diferentes empresas que comercializan este tipo de cinturones, debemos tener en cuenta la información científica y técnica del producto y adquirirlo en empresas especializadas.

——————————————————————————————————————————-

chintin.com es mucho mas que un blog, registrate en nuestra páginas web y disfruta de secciones como el directorio de empresas, donde podrás conocer y valorar tiendas, empresas y profesionales relacionados con el mundo infantil, la agenda donde descubrirás cuales son los eventos interesantes para disfrutar con tus hijos y mucho mas…

También podéis seguirnos en TwitterFacebook.

Bienvenidos a www.chintin.com