ContaminaciónLa contaminación procedente del tráfico urbano causa un menor crecimiento del feto, según un estudio realizado por investigadores del Centro de Investigación en Epidemología Ambiental (CREAL) que demuestra que la polución hace que los fetos pesen 81,6 gramos menos respecto al crecimiento medio que se produce entre el quinto y octavo mes de embarazo, situación que se registra en mujeres que viven en zonas con mayor circulación de vehículos y , por tanto, expuestas a niveles más altos de dióxido de nitrógeno y otros contaminantes ambientales.

Este retraso en el crecimiento del feto puede provocar un retardo en el neurodesarrollo y problemas de crecimiento durante la infancia, así como un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y síndrome matabólico en la etapa adulta.

Artículo: El periódico de la farmacia. Nº 96