Cómo van superando etapa a etapa el control de sus esfínteres, normalmente siguiendo este ritmo:

  • De 0 a 6 meses: El bebé dejará que su vejiga se vacíe de forma automática al llegar a los 30 ml, aproximadamente.
  • De 1 a 2 años: Su sistema nervioso parasimpático irá madurando paulatinamente y comenzará a comunicar que tiene ganas de hacer pis.
  • Hacia los 3 años: Comienza el verdadero control. La mayoría de los niños/as aprende a evitar que se les escape la orina y a iniciar la micción. La vejiga va aumentando de capacidad, el control diurno queda establecido y el niño/a pide ir al baño.
  • A los 4 años: A esta edad son capaces de controlar su vejiga cuando está llena y posponer la micción hasta llegar al baño. Además, tienen un control suficiente para iniciar y parar el flujo de orina. Y ya pueden controlar el pis por las noches.