La estrategia digital consiste en desarrollar una web adaptada a los objetivos que se quieran conseguir, el tipo de usuario al que se quiere llegar y los mercados que nuestra empresa quiere abordar.

Y ¿cuáles son nuestros objetivos web?:

  1. Dar a conocer nuestra empresa y nuestros productos a través de un nuevo canal, Internet.
  2. Potenciar la imagen de empresa y nuestra marca
  3. Promocionar nuestros productos/servicios para conseguir un aumento en las ventas
  4. Ventas online

La web es una herramienta de marketing y por tanto debe estar orientada al usuario pero el usuario no se comporta igual dependiendo de su edad, sexo, profesión, etc., así pues, la forma de organizar los contenidos y el flujo de navegación, el estilo de redacción y el tipo de funcionalidades deben de adaptarse a nuestro usuario.

La realización de un perfil de usuario puede ayudarnos para adaptarnos a nuestro público objetivo. Se trata de elaborar una descripción del prototipo de cliente o clientes (si la web va dirigida a más de un segmento de mercado).

El perfil debe incluir datos generales (nombre, edad,…) y datos personales (necesidades, hobbies, valores, rasgos de personalidad,…).

Es importante también decidir, si la web se dirige al mercado nacional o al internacional. Igual que en el negocio offline, si no somos capaces de competir en nuestro mercado es difícil dar el salto a otros. El hecho de que nuestra web pueda ser visible en gran parte del mundo no significa que estemos preparados para competir internacionalmente.