DientesSu erupción marca un hito en la vida de nuestros hijos/as. El primer diente nos anuncia que su sistema digestivo (del que la dentadura forma parte) ya está preparado para recibir alimentos diferentes a la leche.
Desde que tiene el primer diente debemos dar al pequeño oportunidades para masticar y no ofrecerle toda la comida en puré.
Una segunda función es la de preparar la mandíbula para la dentadura definitiva, ocupando un espacio en ella.
Además los dientes son imprescindibles para la correcta adquisición del lenguaje.
Artículo: Revista Ser Padres. Marzo 2013