Bebé dormido con chupeteExisten diferentes sistemas de transporte con funciones diversas, capaces de adaptarse al crecimiento del bebé y a las necesidades de sus papás.

¿Capazo o silla?

Para los recién nacidos, el cochecito con capazo es el artículo más indicado. Como todavía no puede erguirse ni sujetar la cabeza, la única posición en la que puede salir de paseo es tumbado. Más adelante, hacia los tres meses de edad, ya puede usar la silla, porque el bebé es capaz de sujetar la cabeza y le gusta interactuar con el entorno.

Elegir la silla adecuada

Debes tener en cuenta que el asiento de la silla sea rígido o semirrígido para que cuente con el apoyo suficiente para su espalda, además de abatible y seguro en todas las posiciones. También es importante que tenga las dimensiones adecuadas y pueda adaptarse a su crecimiento, al igual que arneses de seguridad, que evitan accidentes en caso de que el pequeño resbale.  En cuanto a las tapicerías, lo ideal es que sean transpirables y lavables. Los frenos son uno de los elementos más importantes han de ser seguros e imposibles de manipular por el niño.

A tener en cuenta

  • Comprueba las dimensiones del maletero del coche y del ascensor de tu casa.
  • La vamos a usar muchísimo, así que tiene que ser cómoda para el niño y cómoda para los padres, es decir, fácil de manejar y fácil de plegar.
  • Si tiene una cesta portaobjetos amplia, lo agradecerás.
  • Presta atención al peso y forma de plegado.

No olvidar

  • Sujetar siempre al pequeño a la silla con los arneses de seguridad, aunque sea un trayecto pequeño.
  • Accionar los frenos de las ruedas del vehículo siempre que te pares.
  • Evita colgar demasiado pedo en el manillar de la silla o coche para evitar que vuelque.

Artículo en: Guía de puericultura El Corte Inglés. Edición 2009