Las recomendaciones, a pesar de que siempre fueron un factor determinante en las decisiones de compra, hoy lo son todavía más cuando la red nos ofrece la posibilidad de acceder a la experiencia y el testimonio de miles de consumidores. También somos conscientes de que los consumidores ya no nos dejamos influir por el mensaje que la marca nos quiere hacer llegar, que, por supuesto, no nos va a decir nada negativo de su producto, y que nos fiamos mucho más de la opinión que pueda darnos otro usuario que ya lo haya probado, acudiendo para ello a foros o a las mismas redes sociales.

El Boca-Oreja (Word of Mouth) ha evolucionado con la evolución en el nuevo entorno de comunicación 2.0, y podemos hablar de un entorno iBoca-Oreja o Word of iMouth.

La recomendación realizada por una persona de confianza de forma directa ha sido y será clave a la hora de recibir y decidir sobre las propuestas realizadas por el plan de comunicación de una empresa. Según confirma Nielsen en su último estudio el 92% de las personas se fían y valoran positivamente las recomendaciones de su entorno directo, realizado a través de un canal no 2.0.

Es evidente que el concepto de “recomendar” no solo sigue muy vigente, sino que se ha exponenciado con el uso de la redes de comunicación, dando lugar al iBoca-Oreja . Ahora los consumidores recibimos recomendaciones no de personas físicas conocidas, sino de iPrescriptores que a través de; foros, blogs, fans pages (con un 36% de nivel de confianza a los contenidos) y websides (con un 58 % de nivel de confianza). Esta forma de prescribir tiene un target, y un argumento totalmente distinto al concepto base, pero el nivel de fiabilidad y confianza llegará en el medio plazo al mismo nivel.

Artículo: www.puromarketing.com