Todo el mundo conoce perfectamente los mecanismos de las compensaciones afectivas. Nosotros mismos intercambiamos sentimientos por objetos: cuando nos sentimos bajos de moral entramos en una tienda a comprarnos algo que nos suba la autoestima.

Sin querer, transmitimos el mismo principio a los niños/as, por ejemplo, si estamos ausentes durante mucho tiempo, volvemos a casa con un regalo.

Es así como comienza una relación viciada en la que el regalo y los objetos se convierten en un medio de comunicación entre adultos y niños/as. Si damos afecto a través de las cosas, el niño/a exigirá afecto pidiendo nuevos juguetes. Hay que entender que la actitud del niño/a no es un capricho ni un acto de hostilidad; quiere comprobar cómo funcionan las relaciones con los adultos.

Decir que no

Cuando los niños/as nos pidan cosas es importante escucharles con mucha atención pero sin emitir ningún juicio. Es lo que los expertos en psicología infantil llaman “escucha activa” , una forma de escuchar en la que se comprenden los entusiasmos, las desilusiones, los miedos y las rabias del interlocutor; de este modo, se siente entendido y querido.

Después nos queda explicarles por qué no cedemos a sus peticiones y no les compramos lo que nos piden.

En Navidad, los niños/as piden una media de cuatro regalos y reciben más de diez. Se habla de saturación de los deseos, así no hay tiempo de desear porque se recibe todo de inmediato, lo cual provoca el aburrimiento y la desaparición, incluso de las ganas de soñar (los psicólogos están preocupados ante la creciente apatía que observan en los niños/as pequeños).

Artículo: Mi bebé y yo. Nº 218

—————————————————————————————————————————-

chintin.com es mucho mas que un blog, registrate en nuestra páginas web y disfruta de secciones como el directorio de empresas, donde podras conocer y valorar tiendas, empresas y profesionales relacionados con el mundo infantil, la agenda donde descubrirás cuales son los eventos interesantes para disfrutar con tus hijos y mucho mas…

¡ Te esperamos en chintin.com !. Bienvenido.