PielUn grupo de investigadores en le Universidad Nacional de Taiwán han descubierto que pintar las paredes, cambiar el mobiliario o hacer reformas en casa durante el embarazo podría aumentar el riesgo del bebé a desarrolllar dermatitis atópica infantil, dado que la futura madre se expone a sustancias químicas tóxicas quepueden tarnsmitirse al feto.

También los hongos que producen las humedades de las paredes se asocian con este tipo de dermatitis. Al mismo tiempo, si los padres tienen asma, dermatitis atópica o rinitis alérgica, las probabilidades del bebé de desarrollar esta patología cutánea aumentan, argumentan los autores, publicado en “British Journal of Dermatology”.

Artículo: Gente Saludable