mano bebé
La dermatitis en niños/as es una afección de la piel con base genética. No es contagiosa. Si el niño/a presenta síntomas de atopía, quiere decir que reacciona de forma exagerada ante determinadas sustancias y estímulos externos, lo que se traduce en una mayor tendencia a las reacciones inflamatorias de la piel y/o a procesos alérgicos específicos (rinitis alérgica, bronquitis asmáticas…).

Los síntomas pueden ser: Placas rojizas con granitos y picor repentino y duradero que implica un incontrolado rascado, lo que favorece la aparición de brotes de eczema (inflamación, enrojecimiento de la piel, descamación, etc.).

En los lactantes aparece habitualmente en cara y cuello, a partir de los 2-3 meses de vida. Entre los 2 y los 7 años se suele focalizar en las zonas de extensión de las articulaciones (pliegues de brazos y piernas, ingles).

Los nervios y las situaciones estresantes (vuelta al cole, cambios en casa…) influyen en cualquier enfermedad de corte genético-inmunológico. Hay que intentar que el niño/a viva estas circunstancias de tensión dentro de un ambiente lo más tranquilo y relajado posible.

La dermatitis en niños/as se suele dar más en primavera y otoño, ya que los niños/as afectados tienen una piel muy sensible a cambios ambientales bruscos.

Los tratamientos permiten controlar los síntomas y signos (picor, eczemas…) según van apareciendo y contribuyen a reducirlos. Pero, aunque la alteración genética que provoca la dermatitis en niños/as prevalezca, su manifestación física desaparece en muchos casos cuando el niño/a cumple 6 o 7 años, por un proceso de autocuración del organismo.

Los corticoides tópicos, ya sean en crema o pomada, siguen siendo los más eficaces ante brotes agudos de eczema. El dermatólogo indicará el más adecuado según vaya reaccionando y evolucionando el niño/a. Sea cual sea el tratamiento a seguir, debe realizarse siempre bajo la estricta prescripción y seguimiento de un dermatólogo.

Los baños del niño/a han de ser cortos y con agua templada (mejor optar por la ducha), ya que una exposición excesiva al agua favorece la sequedad de su piel y el brote de dermatitis. Usar jabón de glicerina o simplemente agua y una esponja natural. Secarle sin frotar. Mantener su piel muy hidratada; usar crema o leches hidratantes grasas. Debe llevar las uñas cortas y limpias para que no se haga heridas al rascarse. Si usa pañal, cambiárselo a menudo y asearle con agua y jabón (las toallitas son más agresivas). Vestirle con ropa de algodón e hilo.

Artículo: Yahoo Noticias

————————————————————————————————————————-

chintin.com es mucho mas que un blog, registrate en nuestra páginas web y disfruta de secciones como el directorio de empresas, donde podrás conocer y valorar tiendas, empresas y profesionales relacionados con el mundo infantil, la agenda donde descubrirás cuales son los eventos interesantes para disfrutar con tus hijos, la sección Te Interesa con consejos, recetas y mucho mas…

También podéis seguirnos en TwitterFacebook.

Bienvenidos a www.chintin.com