PrematurosSegún un nuevo estudio realizado en Bélgica, el riesgo de partos prematuros se ha reducido en casi un 6% en el país desde que comenzó a aplicarse la prohibición de fumar en bares, restaurantes y otros lugares públicos.

Los resultados del estudio, liderado por investigadores de la Universidad de Hasselt y recogidos por la revista ‘British Medical Journal’, muestran que el riesgo de partos prematuros disminuyó un 3,13% en Bélgica desde 2007, cuando comenzó a aplicarse la prohibición de fumar en restaurantes y en lugares de trabajo.

Las probabilidades de sufrir un parto prematuro se redujeron un 2,65% adicional a partir de 2010, año en que la prohibición se extendió a todos los bares y establecimientos de hostelería que sirvieran comida, según el estudio dirigido por el doctor Tim Nawrot.

Aunque ya existían pruebas médicas de los efectos perjudiciales del tabaquismo activo y pasivo durante el período de gestación, hasta ahora no se había evaluado tan a fondo el impacto de una legislación anti-tabaco en el embarazo, según ha destacado la Universidad de Hasselt en un comunicado. Un estudio más pequeño realizado en Escocia el año pasado también apuntaba resultados similares.

El estudio fue elaborado por dicha institución en colaboración con el Centro de Epidemiología Prenatal de Bélgica, y consistió en un análisis de cerca de 607.000 partos desde 2002.

Recientemente, una investigación realizada en Cataluña puso de manifiesto una reducción significativa en el número de infartos de miocardio después de que la primera ley antitabaco entrara en vigor en España.

Artículo: www.elmundo.es