EducarUna cosa es convivir y otra muy distinta, educar.

Evidentemente no es posible que dos personas piensen siempre lo mismo, pero es esencial mostrarse de acuerdo ante nuestros hijos/as. Ninguna decisión alcanzará su objetivo si cada uno dice una cosa cuando nuestros hijos/as intentan saltarse las reglas. Si en algo son hábiles los niños/as, desde pequeños, es en detectar las grietas en el muro formado por papá y mamá… y en hacer chantaje.

A la hora de educar deberíamos de tener en cuenta:

  • Nuestra propia educación. Funcionamos según la educación que hemos recibido, ya sea identificándonos con su modelo o rechazándolo de plano. Entra en juego, inconscientemente, la elección de si vamos a reproducir la herencia recibida o vamos a hacer todo lo contrario, algo que implica el estar o no de acuerdo con nosotros mismos. Uno de los conflictos más usuales es el de la autoridad: demasiado laxa o demasiado estricta. El exceso de permisividad quizá tienen que ver con un padre demasiado rígido o con una infancia sin límites claros.
  • Saber qué nos jugamos como pareja. Es lógico agarrarse al propio punto de vista, sobre todo si estamos discutiendo cosas que influirán en el bienestar y el futuro de nuestro hijos/as. Pero las divergencias muy acusadas esconden, a veces, otros conflictos de pareja. Quizá ocurre que hay una parte que siempre cede. En el fondo, lo que hay que preguntarse es por qué tiene tanta importancia para nosotros esa decisión. Quizá es una manera de desplazar a otro campo un problema latente entre nosotros.
  • Frente a los niños/as siempre en equipo. Debemos conversar con tranquilidad sobre lo que no estamos de acuerdo, sin los niños/as delante; y, si hay algún asunto que pueda ser espinoso, darles una respuesta del tipo: “Tengo que hablarlo con mamá, a ver qué opina ella”. Por supuesto, nunca hay que desacreditar la opinión del otro: un niño/a necesita conservar la imagen de sus padres como autoridad y guía, no como un espectáculo de discusiones. De lo contrario, se sentirá inseguro y, sobre todo, sacará partido de la situación para salirse con la suya.

Angela Adanez

Revista Mujer Hoy