Un 70% de los encuestados valencianos afirma que el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) afecta a sólo a niños, y más de un 20% piensa que es un problema relativamente leve que desaparece con la edad cuando recientes estudios demuestran que aproximadamente un 70% de los afectados continúa sufriendo este trastorno y sus consecuencias en la edad adulta.

Este es uno de los temas que se abordó en el XIV Curso Internacional de Actualización en Neuropediatría y Neuropsicología Infantil, que se celebró los días 8 y 9 de marzo en Valencia, en el que participaron más de 300 especialistas.

El TDAH es también el trastorno que en mayor medida tiene asociados otra serie de problemas, como las dificultades del aprendizaje, que están presentes en el 60% de los niños con TDAH. Todas las conclusiones quedarán recogidas en el suplemento especial de Revista de Neurologia.

Según las conclusiones del estudio el ‘Conocimiento de la población general sobre el TDAH’, a pesar de que el TDAH es una enfermedad que afecta al 5,3% de los niños, el 95% de las personas en la Comunitat Valenciana no saben responder qué es, de forma espontánea.

Proyecto ‘Pandash’

Este estudio se ha realizado dentro del marco del proyecto Pandash, un plan de acción multidisciplinar, pionero en el campo del TDAH, puesto en marcha en 2011 con el objetivo de evaluar el impacto de este trastorno en la sociedad española, integrando la visión de los distintos agentes implicados (psiquiatras, psicólogos, pediatras, neurólogos y educadores) para proponer futuras acciones. De este modo, se podrá mejorar el abordaje de este trastorno y la atención a los pacientes y sus familias.

Más de la mitad de la población valenciana desconoce que el TDAH es un trastorno de origen cerebral y de transmisión genética y una tercera parte cree que se debe a un ambiente familiar desorganizado cuando el 80% de los casos tienen origen genético.

Por otro lado, aunque una parte de la población valenciana llega a considerar que este trastorno no produce ninguna limitación. Sin embargo, la realidad revela que, en caso de no abordarlo, existen numerosos efectos negativos y complicaciones tanto a nivel sanitario (ansiedad, depresión, y otras comorbilidades que se agravan con el paso del tiempo) como educativo y social (fracaso escolar, problemas en el ambiente laboral, rupturas familiares, accidentes de tráfico o trastorno por uso de sustancias.)