Amigos2La aparición de amigos imaginarios en la vida de un niño es normal. Suele ocurrir en niños/as entre los 3 años y los 8. Lo cual no significa que estos amigos invisibles tengan que estar presentes en sus vidas todo ese tiempo; lo normal es que aparezcan y desaparezcan de forma intermitente, que se sustituyan unos por otros o que desaparezcan de forma definitiva en unas cuantas semanas o meses.

¿Por qué nuestros hijos se inventan estos personajes? Sobre todo, para aprender a relacionarse con su entorno. Los 3 años son una fecha clave en el desarrollo de cualquier pequeño. Deja de ser un bebés para convertirse en un niños/as, son cada vez más autónomosn, buscan una mayor independencia y empiezan a explorar su mundo. Esos amigos imaginarios pueden ser niños/as de su edad con quien jugar; o pueden ser personas adultas, animales e incluso cualquier objeto que les ayude a comprender su entorno.

¿Debemos preocuparnos?. Los amigos inventados les sirven para sentirse más acompañados, expresar sus propios sentimientos, proyectar sus deseos, satisfacer sus necesidades o, incluso, para tener a alguien a quien culpar cuando no hacen algo bien. Y, precisamente esto, beneficia a los padres, ya que pueden conocer más a sus hijos, al expresar estos sus propios deseos, sus miedos, sus expectativas…, a través de estos “nuevos amigos”.

Los niños/as con amigos imaginarios suelen ser más sensibles, fantasiosos, sociales y extrovertidos.

¿Cómo actuar?. No conviene negar al niño/a la existencia de su amigo imaginario ni reñirle por tenerlo, ya que solo conseguirán que juegue con él a escondidas. Pero, si recurra a él constantemente para culparle de su mala conducta, debéis hacerle ver que tiene que responsabilizarse de sus actos y asumir sus consecuencias.

Solo debe preocuparos si sigue manteniendo a “su amigo” más allá de los 8 o 9 años ya que puede provocar que nuestro hijo/a se aisle en su mundo y no desarrolle otras relaciones. Si es así, intentar buscar actividades para que jueguen y aprendan a divertirse con amigos reales: llevarle al parque, participar en sus juegos, invitar a otros niños a casa…

Artículo: Guía del niño