bebéEl repunte de la natalidad que se había producido antes de 2008, en parte gracias a las madres extranjeras, ha caído de nuevo. España vuelve a estar a la cola entre los países europeos con menos nacimientos. «Y eso significa la pérdida de prosperidad, de crecimiento económico y, sobre todo, de futuro», como apunta el presidente del Instituto de Política Familiar (IPF), Eduardo Hertfelder.

Los datos de que dispone este organismo señalan que nuestro país, hoy día, tienen un índice de fecundidad de 1,36 hijos por mujer, muy alejado de la media eruopea (1,57) y mucho más del nivel de reemplazo generacional (2,1). En 2008 fue cuando se logró un máximo histórico con 1,46 hijos por mujer, pero a partir de esa fecha este índice comenzó a caer por la crisis económica. Si no fuera por las madres extranjeras sería incluso menor: de 1,32. España necesita que nazcan 280.000 niños/as más cada año para recuperar el remplazo generacional. En total, se tenían que producir 752.000 nacimientos anuales.

Hertfelder constata que «existe una relación directa entre las ayudas a la familia y un mejor índice de fecundidad». De hecho, afirma que «aquellos países con una política integral de apoyo a la familia consiguen incrementar la natalidad». Por ejemplo, Irlanda (2,05), Francia (2,01) y Reino Unido (1,91) son los que más natalidad tienen en Europa. Por detrás de España, solo están en Polonia (1,30), Rumanía (1,25) y Hundría (1,23).

Murcia, Cataluña y Navarra son las Comunidades que tienen mejores expectativas. Y las peores: Canarias, Asturias, Galicia y Castilla y León.

www.abc.es