Bebé sonriendoLa dentición temporal o de leche, aparece aproximadamente durante el tercer trimestre de vida del bebé y finaliza alrededor de los 3 años.

Pese a que el crecimiento dental es un proceso completamente natural, existe una sintomatología asociada, la cual está causada por el proceso inflamatorio a nivel local de los tejidos gingivales antes del crecimiento del diente, y está caracterizada por las siguientes manifestaciones clínicas: existe un enrojecimiento e inflamación de la encía del bebé cuyas consecuencias son el aumento de salivación y el babeo.

En algunos casos, si el aumento de secreción es muy abundante, puede dar lugar a una disminución en la consistencia de las heces produciendo así irritación y eritema en la zona anal.

También es bastante frecuente que el bebé introduzca los dedos y los puños en la boca con el fin de presionar las encías y así aliviar el dolor gingival producido por la inflamación.

El bebé tenderá a sentirse irritado e inquieto, es posible que le disminuya el apetito, además de estar más propenso al llanto y a que se le altere el ritmmo del sueño. En ocasiones también puede dar fiebre.

Podemos aliviar el malestar del bebé utilizando mordedores, también se recomienda frotar la encía ejerciendo una presión suave con el dedo. En ocasiones es recomendable utilizar analgésicos y antiinflamatorios, y una buena opción es la Homeopatía.

Artículo: Homeopatía Viva nº2