Hoy he asistido a la conferencia, “el niño malcomedor: causas, comportamiento, consecuencias y abordaje“, que ha ofrecido la psicológa Rocío Ramos-Paul (supernanny) en el Hotel Indautxu de Bilbao.

¿Qué es un niño/a mal comedor?.  El que toma poca variedad de alimentos, no come lo suficiente o come mucho y a deshoras.

Rocío expuso el tema de modo que los padres entendamos que la alimentación de nuestros hijos/as es importante no sólo para su crecimiento y desarrollo, sino para poder disfrutar en su compañía de un agradable momento alrededor de la mesa (comenta que es importante comer tres o cuatro veces por semana en familia y aprovechar para hablar con nuestros hijos/as, mostrándoles así nuestro interés por ellos y lo importantes que son para nosotros).

¿Cuál es la clave para que nuestros hijos/as coman bien?. Generar un hábito: comer siempre en el mismo lugar, a la misma hora y de la misma forma.

También comentó lo importante que es ayudarles a establecer unos hábitos y a respetar unos límites, premiar su buen comportamiento y conseguir que crezcan sanos y felices. Para que los niños/as se sientan seguros tienen que tener hábitos que instauramos con rutinas. Se sienten protegidos a través de los límites traducidos en normas con las que aprendan lo que pueden o no pueden hacer. Y se sienten valorados recibiendo de nosotros tiempos de calidad donde ellos son los protagonistas, en definitiva porque se sienten queridos.

Con las rutinas los niños/as aprenden, tienen estabilidad, confianza, seguridad y aprenden a ser autónomos. Sin rutinas, los niños/as se resisten a asumir su responsabilidad, por ejemplo, recoger sus juguetes.

Rocío apela a la paciencia, la firmeza, la tranquilidad y la serenidad de los padres.