el sueño del bebéEl sueño es diferente a medida que el niño/a va creciendo.

  • Hasta los 4 meses. Al nacer, el bebé pasa la mayor parte del día durmiendo, alternando al 50% las fases de sueño activo y tranquilo. Hacia el segundo mes, el tanto por ciento de sueño activo empieza a disminuir en favor del sueño tranquilo. En esta fase, se desarrolla el ritmo entre sueño y vigilia. Pasado un tiempo, este ritmo influirá en todos los ciclos de los procesos del organismo. Por este motivo, es fundamental garantizar al bebé una buena calidad de descanso, ofreciéndole un ambiente tranquilo.
  • De los 4 a los 6 meses. Las horas de sueño se reducen, aunque el niño/a duerme todavía durante la mayor parte del día (15-16 horas).
  • De los 8 meses a los 2 años. Los dos estadios del sueño se transforman de forma gradual: hacia los 2 años, las fases de sueño activo y tranquilo se sustituyen, respectivamente, por el sueño REM y el no-REM.
  • A los 4-5 años. El tiempo de sueño se reduce a 10-11 horas y la alternancia de los ciclos se parece ya a la de los adultos.

 

 

 

Revista Mi bebé y yo