biciLos cascos infantiles son muy efectivos. Así lo ha demostrado un estudio realizado en el Instituto Neurológico de Illinois y la Universidad de Bradley (Estados Unidos) que pretendía fomentar el uso de este sistema de seguridad.

Se hicieron una serie de pruebas de impacto y de aplastamiento y se descubrió que los cascos pueden reducir la aceleración experimentada por el cráneo durante un impacto en hasta un 87%, y pueden ayudar al cráneo a resistir fuerzas de hasta 214 kilos en un accidente por aplastamiento.

Artículo: Revista Ser Padres. Febrero 2013