AbrigadoSegún el refranero popular: “El buen enero, frío y seco”. Y es que, en casi toda España, los días de este mes son los más duros del año por las rigurosas temperaturas que nos toca soportar.

Es hora de abrigarse bien, puesto que, con el frío, las mucosas de la nariz y la garganta se inflaman y son más sensibles, lo que deja vía libre para que los virus y bacterias hagan de las suyas, en forma de catarros, gripes, que pueden bajar al pecho dando lugar a neumonías o bronquitis agudas. Si os protegéis bien con ropa de abrigo, esquivaréis el riesgo de contraer infecciones respiratorias.

Artículo: Gente Saludable