Los espacios sin humo son necesarios para reducir las causas de muerte evitables.

Efectos demostrables del humo del tabaco sobre la salud de los pequeños:

1.- Síndrome de muerte súbita del lactante. La exposición durante el embarazo y la presencia de fumadores en el ambiente donde se desarrolla el bebé aumentan las probabilidades de que éste padezca el síndrome.

2.- Enfermedades del tracto respiratorio bajo (pulmones, bronquios y alvéolos) en lactantes y niños pequeños (incluyendo bronquitis y neumonía). El riesgo es mayor en el primer año de vida y permanece alto hasta los 3 años. El riesgo de infecciones del tracto respiratorio bajo es proporcional al grado de exposición. También es mayor el riesgo de síntomas respiratorios (tos, expectoración, sibilancias, disnea) en escolares.

3.- Enfermedades del oído medio. Entre ellas, la otitis media purulenta, que es la causa más común de sordera infantil.


Artículo. eldiariodecantabria.com