En una sociedad cada vez más visual, que nuestros hijos/as se apasionen por la lectura es un reto que no debemos abandonar nunca. Y es que son muchas las ventajas que supone este hábito: despertar la curiosidad, ampliar el vocabulario, activar la imaginación, adquirir conocimientos, entre otras.

Lo más importante es ofrecerles libros que se adapten a su edad y a sus intereses: divertidos, enigmáticos, curiosos y diferentes de los que les mandan leer en el cole. Sólo así se creará una afición y un gusto por la lectura, como un placer y no como algo aburrido u obligado.

La filóloga y logopeda Silvia Adela señala en su libro Abuelos cuentacuentos (Ediciones CEAC) los tipos de libros preferidos de los peques, por edades:

.- A los cuatro o cinco años: los niños/as muestran interés por lo maravilloso y lo mágico y por eso les gustan los cuentos de hadas, genios y princesas. También, los libros de niños/as como ellos y con historias similares a las de su vida cotidiana: levantarse, desayunar, lavarse los dientes… Y les encantan los juegos de palabras y las repeticiones rimadas.

.- A los seis años: es la edad a la que suelen empezar a aprender a leer y les encantan las historias de aventuras. En esta etapa podemos empezar a proporcionarles mensajes subliminales a través de los cuentos.

.- A partir de los ocho años: mantienen la atención durante más tiempo y los relatos pueden ser más extensos. Empiezan a leer sus propios libros y les gustan los que tienen más personajes y acciones más variadas. También leen ya historias históricas e incluso científicas y libros informativos.

.- A partir de los diez años: ya pueden enfrentarse a textos narrativos más extensos y a libros con un lenguaje literario más complejo.

Consejos útiles

1.- Desde que son muy pequeños, leerles cuentos y, cuando empiecen a aprender a leer, hacerlo junto a ellos/as un ratito todos los días.

2.- Buscar un rincón de lectura que les guste.

3.- Leer vosotros también para que ellos se acostumbren a ese hábito. Sois su mejor ejemplo.

4.- Animarles a ir a la biblioteca y transmitirles que no sólo es un lugar de estudio.

5.- Vigilar lo que leen y aseguraros de que no reciba valores que no consideréis adecuados para ellos/as.

6.- Llevarles a lugares donde se realicen actividades específicas, como un taller de lectura.

7.- Suscribiros a una revista mensual infantil. Seguro que les gusta recibirla a su nombre.

Artículo: Mi Pediatra. Nº 57

—————————————————————————————————————————-

chintin.com es mucho mas que un blog, registrate en nuestra páginas web y disfruta de secciones como el directorio de empresas, donde podras conocer y valorar tiendas, empresas y profesionales relacionados con el mundo infantil, la agenda donde descubrirás cuales son los eventos interesantes para disfrutar con tus hijos y mucho mas…

¡ Te esperamos en chintin.com !. Bienvenido.