La marca de dulces Migueláñez acaba de lanzar una línea exclusiva para eventos y celebraciones. Una idea muy similar a la que han pensado los responsables de Donuts, que han empezado a distribuirlos en discotecas y locales de ocio nocturno.

Una reflexión, si no conseguimos aumentar nuestras ventas en los canales tradicionales, deberíamos de ubicar nuestros productos en lugares que nos permitan aumentar los momentos de consumo y llegar a nuestros clientes.

Revista Emprendedores. N. 192