FormularioNo pretendamos medir un montón de variables con un mismo cuestionario. Es mejor centrarnos en una y luego realizar otro estudio para testar otras variables.

Si hablamos del lanzamiento de una nueva actividad, debemos centrarnos en preguntas que nos ayuden a detectar si va a funcionar  o no, cuanto mas sencilla sea la entrevista más fácil será interpretarla.
Diseñar un cuestionario que tenga coherencia, un orden, un guión muy claro y que esté dividido en apartados.
Formular preguntas que no estén sesgadas, que sean neutras y redactarlas con la mayor claridad posible, tanto por su estructura como por el lenguaje utilizado.
Empezar con preguntas lo mas abiertas posibles y terminar con otras que ya ofrezcan opciones: grado de acuerdo con la pregunta formulada, valoración en una escala de 1 a 5…
Si queremos testar una idea  o un nuevo producto, no debemos centrarnos sólo en preguntas de intención de compra, debemos introducir otras que sirvan para interpretar si el producto va a tener éxito, por ejemplo, si les resulta novedoso, si hay otras alternativas en el mercado.
Si ya estamos en el mercado y queremos aumentar nuestras ventas, debemos preguntar para saber por qué la gente no nos compra, porque no nos conoce, porque no les gusta nuestro producto, porque les resulta caro, etc.
Plantear las preguntas relevantes al principio porque al final se diluye la atención.
Por teléfono no pasar mas de 10 o 15 minutos y en una entrevista personal no mas de 25 minutos, cuanto mas se alargue el tiempo de la entrevista menos calidad vamos a conseguir.
Revista Emprendedores. N. 193.