Investigadores de la Universidad de Brown y del Womwn & Infants Hospital of Rhode Island, en EEUU, han conseguido crear un ovario artificial en el que se pueden desarrollar los ovocitos (células germinales femeninas) hasta convertirse en óvulos maduros, de la misma forma que estas células maduran en los ovarios orgánicos.

Este logro ayudará a comprender mejor la fertilidad femenina, y también a preservar la de aquellas mujeres sometidas a ciertos tratamientos que afectan a la fertilidad , como la quimioterapia. Esto se haría de la siguiente forma: los óvulos aún inmaduros serían extraídos del organismo y congelados antes del inicio de la quimioterapia o de la radiación, para hacerles madurar posteriormente fuera de la paciente en el ovario artificial. Y es que , actualmente, los investigadores ya están usando el ovario de laboratorio para madurar óvulos humanos.

Los resultados obtenidos por los investigadores abren la posibilidad de que se haya conseguido crear el primer órgano artificial completamente funcional. Hasta ahora, se habían dado otros pasos en el desarrollo de órganos artificiales con células, pero no se habían logrado resultados tan avanzados. Lo que ha permitido que un ovario artificial se convierta en tejido funcional, en lugar de ser sólo un mero cultivo de células, ha sido la combinación de tres tipos de células en una estructura similar al de los ovarios de las mujeres.

Artículo: Yaza Martínez/ tendencias 21