EsperandoSegún un estudio de las Universidades escocesas de Saint Andrews y Edimburgo, después de los 30 años se pierden el 90% de los óvulos competentes.

La conclusiónde dicho estudio es que la dificultad que tienen las mujeres para concebir después de los 30 años se debe a que, a esa edad, han usado casi el 90% de sus reservas de óvulos. Y a los 40 años, el 97%.

Cuando una mujer nace tiene 2 millones de óvulos; cuando llega a la adolescencia le quedan solamente 400.000, el resto los agotó en la infancia. Cuando llega a la menopausia le quedan sólo 1.000. Esto muestra que existe un proceso natural de desgaste.

Caño hay más mujeres que buscan hijos después del desgaste de sus óvulos: 3 de cada 10 mujeres que van a hacerse un tratamiento tienen más de 40 años. El deterioro de los óvulos aumenta las dificultades para concebir y eleva el riesgo de patologías fetales.

Claro que a los 30 las mujeres continúan fabricando óvulos -de ahí el error de creer que porque siguen menstruando no tienen problemas de fertilidad-; lo que se reduce es la reserva de óvulos potencialmente fértiles. No es lo mismo tener folículos, óvulos y un estudio hormonal normal, que generar óvulos competentes que den lugar a un bebé nacido sano.

¿Hay algo que se pueda hacer para evitar ese desgaste?. Sí, tener una buena alimentación, no fumar y hacer alguna actividad aeróbica y de relajación para enfrentar el estrés.

 

Artículo: Mujeres & Cía