La fontanela es una separación entre los huesos del cráneo que está recubierta por una capa de piel fibrosa y gruesa.

En el cráneo del bebé hay 6 fontanelas, pero solo 2 de ellas se perciben claramente. La más grande tiene forma de rombo, mide unos 2×2 cm y se encuentra en la parte central y más alta de la cabeza. La otra es triangular y está encima de la nuca.

Tienen un tacto blando y muchas veces se puede apreciar cómo suben y bajan al ritmo de los latidos del corazón. Las cuatro restantes están en los laterales del cráneo y detrás de las orejas.

Las fontanelas empiezan a cerrarse hacia la sexta semana de vida. Las laterales suelen estar osificadas hacia el primer año de vida, pero la fontanela que está en la parte alta de la cabeza suele hacerlo hacia el año y medio o los 2 años.

Se pueden tocar pero hay que evitar presionarlas.

Artículo: Revista Ser Padres. marzo 2012.