DormirEl sueño es fundamental para la vida de las personas y desde pequeños hay que enseñarles a dormir de forma correcta. Cuando somos mayores dormimos como hemos aprendido de niños.

¿Qué hacer?
No dejar que vuestros hijos/as se acostumbren a dormir delante de la televisión o en vuestra cama, porque se tienen que habituar a dormir en la suya. Si llaman a los padres, no hay que acudir corriendo, aunque sí hablarles tranquilizándoles y haciéndoles saber que sus padres están cerca.

Contarles un cuento para ayudarles a dormir.  Hay que acostumbrarles a que, tras contarles un cuento, os marcharéis de la habitación y ellos se tienen que dormir, porque de lo contrario cogerán la mala rutina de pedirte siempre que les cuentes más cuentos.

Hay que evitar que antes de acostarse el niño haga ejercicio, o de lo contrario, el pequeño estará en la cama dando saltos o de un lado para otro. Hay que mantenerle relajado una hora antes de ir a la cama de manera que pueda conciliar el sueño mejor.

¿Y si llora?
Hay niños pequeños que lloran cuando van a ir a la cama o bien cuando están solos en la habitación. En este caso, debéis entrar en la habitación del niño/a y hablarle de forma cariñosa, pero no cogerle. Además, no debéis permanecer mucho tiempo en la habitación, es mejor entar y salir hasta que se calme. De esta forma, el niño se dará cuenta de que llorando no va a conseguir nada y se irá acostumbrando a dormir solo.

 

Artículo: Hola.com