Estos niños/as no se adaptan a comportamientos como quedarse sentados y callados. Parece que no sirve para nada castigarles. Pasan de los deberes y rara vez hacen lo que se les dice. Son impredecibles. Y como el orden parece necesario para superar el día a día, se recurre a fármacos para atenuar esa naturaleza excitable.

Se les da una sustancia llamada metilfenidato, más conocida por uno de sus nombres comerciales: Ritalin. Esta sustancia altera el metabolismo del cerebro. La pastilla tranquiliza a los niños/as y a sus padres.

El diagnóstico para estos niños/as es “déficit de atención y síndrome de hiperactividad“. Pocos cuadros sintomáticos hay como éste sobre los que difieran tanto las opiniones especializadas; médicos y científicos protagonizan agrias polémicas y defienden posturas enfrentadas. Muchos médicos creen que el reducido autocontrol de estos niños/as tiene una causa genética, que es un trastorno metabólico congénito. Los psicólogos evolutivos, en cambio, explican el TDAH por la creciente sobrecarga de estímulos a que está sometidos los niños/as y por una menor disposición de los padres a educar a sus hijos/as como lo que son: niños/as.

En España, la Fundación Jiménez Díaz tasa entre un 5 y un 10% el número de escolares que sufre este trastorno, aunque las cifras son hasta ahora poco fiables. Lo que sí es un hecho es que el consumo de psicoestimulantes en el mundo se ha multiplicado por 150 entre 1990 y 2007. Los efectos a corto plazo de esta medicación están bien documentados; los efectos a largo plazo, no.

El neurobiólogo alemán Gerald Hüther que lleva mas de 30 años investigando el tema ha puesto en marcha un proyecto: aislar a 11 de estos pequeños durante 8 semanas en lo alto de una montaña privados de las pastillas. Quiere descubrir qué ocurre con los pequeños diagnosticados cuando se encuentran en un entorno que los devuelve completamente a su ser. Está convencido de que los niños/as de hoy están sometidos a una enorme exigencia y, al mismo tiempo, minusvalorados.

Por otro lado, el psiquiatra Juan Pundik, puso una demanda ante la Comisión Europea para que no se permitiese dar Prozac a niños/as, aunque la perdió, de ahí surgió la Plataforma contra la Medicalización de la infancia, de la que es presidente.

Artículo: Revista XL Semanal. Nº 1.152

————————————————————————————————————————-

chintin.com es mucho mas, registrate en nuestra páginas web y disfruta de secciones como el directorio de empresas, donde podrás conocer y valorar tiendas, empresas y profesionales relacionados con el mundo infantil, la agenda donde descubrirás cuales son los eventos interesantes para disfrutar con tus hijos, la sección Te Interesa con consejos, recetas y mucho mas…

También podéis seguirnos en Twitter y Facebook.