HomeopatíaLa incorporación de los niños al sistema educativo, guarderías, colegios, etc., en los que pasan una parte importante del día en contacto con otros niños, favorece una mayor maduración inmunológica, aunque al precio de padecer frecuentes procesos catarrales, gripales, bronquiales, generalmente producidos por virus. Por lo tanto, son de fácil contagio no sólo para otros niños, sino también para su familia y cuidadores.

Cada vez son más los médicos del Sistema Nacional de Salud que integran la prescripción de medicamentos homeopáticos en su consulta para prevenir los numerosos procesos víricos que padecen tanto adultos como niños en el período invernal, proporcionando una capacidad defensiva contra los mismos difícil de conseguir con otros tratamientos. Diversos estudios concluyen que los medicamentos homeopáticos reducen la duración e intensidad de los síntomas, consiguiendo también una drástica disminución de la tendencia a las recaídas de los procesos. Además, pueden tomarse sin ningún problema y con absoluta compatibilidad con cualquier medicación durante todo el otoño-invierno.

Patologías de repetición

Si algo destaca en las enfermedades infantiles más frecuentes es la tendencia a la repetición. Los catarros, amigdalitis, bronquitis, otitis, laringitis y gastroenteritis llenan en invierno tanto las consultas pediátricas de los centros de salud como las urgencias de los hospitales.

Los medicamentos homeopáticos logran abordar estos problemas de repetición (muchas veces debidos a una tendencia constitucional) de manera muy eficaz y en profundidad, permitiendo tratar también los procesos agudos con una rápida recuperación de la salud y una excelente tolerancia y aceptación por parte de los niños.

Además, constituyen una elección de primer orden en numerosas patologías infantiles dermatológicas, vegetaciones, alergias, asma, trastornos del sueño o comportamiento. Una precoz administración ante los primeros síntomas permite unos resultados en ocasiones sorprendentes por su extraodinaria rapidez, por lo que es interesante disponer de algunos medicamentos homeopáticos en el botiquín de casa.

Una demanda creciente

Su gran eficacia, seguridad, fácil administración y su dispensación exclusiva en farmacias junto con la prescripción por parte de un pediatra, hace que cada vez más padres demanden una alternativa a la medicación tradicional que sea eficaz, adaptada a las necesidades infantiles y complementaria con la medicación tradicional. La presencia de la homeopatía tanto en consultas privadas como de la sanidad pública, junto con la integración formativa en congresos y asociaciones pediáticas nacionales, universidades y colegios de médicos, viene a cubrir esta demanda creciente.

Artículo: Mi pediatra. Nº 44