deberes
¿Qué hacemos cuándo nuestros hijos/as tienen deberes?, nos implicamos y les ayudamos, delegamos en terceros (academia o profesor particular) o “pasamos”.

Por lo general, los padres no aceptamos que nuestros hijos/as vayan mal en el colegio y por eso intervenimos a la hora de hacer los deberes. Según el psicoterapeuta infantil y juvenil italiano Andrea Fiorenza, “al intervenir, desincentivan a sus hijos/as, lo que provoca que el niño/a se acomode y se acostumbre, por lo cual no desarrollará su capacidad de iniciativa, de reacción ante las dificultades, su capacidad de esfuerzo“.

Por otro lado, está la cuestión de cuánto tiempo deben invertir nuestros hijos/as en realizar los deberes. Hay padres que se quejan porque los profesores ponen demasiadas tareas a sus hijos/as lo cual les resta tiempo para disfrutar entre ellos.

Los defensores de que los estudiantes de Primaria y Secundaria se lleven tareas a casa resaltan que estas no solo sirven para afianzar el aprendizaje de la materia impartida en clase, sino que, además, promueven valores como la disciplina, el compromiso, los hábitos de estudio y las herramientas para un aprendizaje autónomo.

Otro de los argumentos a la hora de defender la idoneidad de los deberes es que fomentan la implicación de la familia. Según la Ley Orgánica de Educación (LOE): “la responsabilidad del éxito escolar no recae sobre el alumnado individualmente considerado, sino también sobre las familias, el profesorado, los centros docentes, las administraciones educativas y, en última instancia, sobre la sociedad en su conjunto”.

¿Qué significa la implicación de los padres?, se trata de motivar. Explicar la importancia académica de los deberes y proveer de las herramientas necesarias para llevarlos a cabo. No se trata de que seamos los padres los que realicemos las tareas, ni siquiera debemos corregirlos (para eso ya están los profesores), nuestra misión es asegurarnos de que nuestros hijos/as hagan los deberes.

El psicólogo Andrea Fiorenza nos da un consejo:, decir a nuestros hijos/as que tienen un tiempo determinado, por ejemplo 30 minutos, para realizar su tarea (podemos poner un reloj para que suene cuando se acabe el tiempo) y cuando se cumple el tiempo se acabó, no hay tiempo para más. “Los límites dan valor a lo que sucede dentro de ellos”.

Artículo: XLSemanal Nº 1256

——————————————————————————————————————————

chintin.com es mucho más, registrate en nuestra páginas web y disfruta de secciones como el directorio de empresas, donde podrás conocer y valorar tiendas, empresas y profesionales relacionados con el mundo infantil, la agenda donde descubrirás cuales son los eventos interesantes para disfrutar con tus hijos, la sección Te Interesa con consejos, recetas y mucho mas…

También podéis seguirnos en TwitterFacebook.

Bienvenidos a www.chintin.com