Infección de orinaLos síntomas más comunes pueden ser: fiebre, vómitos, diarrea u orina de olor fuerte o de aspecto turbio.

El diagnóstico de infección urinaria en niños/as pequeños es complicado. La orina es un caldo de cultivo excelente para el desarrollo de gérmenes, por lo que se contamina con mucha facilidad, por este motivo, la recogida de la muestra de orina se ha de realizar con mucho cuidado.

Existen una serie de factores que facilitan la colonización de los microbios en la uretra:

  • Puede influir desfavorablemente una higiene incorrecta, que permitirá el paso de microbios contenidos en las deposiciones al aparato urinario. De hecho, la mayoría de microorganismos que infectan la orina provienen de la parte final del aparato digestivo del niño/a
  • Fimosis
  • Uso de pañales
  • Dermatitis
  • Baños prolongados

En su momento, el pediatra os explicará cómo hacer la recogida de orina según la edad del niño/a para analizar. Aunque en la mayoría de los casos, es en el ambulatorio u hospital donde se dedican a recoger las muestras. Según los resultados decidirán o no hacer más pruebas.

Normalmente, con tratamiento antibiótico es como se solucionan este tipo de infecciones.

Fuente: Mi bebé y yo. Nº 212. Enero 2010